domingo, 23 de junio de 2013

Cómo fotografié gotas de agua


En esta entrada, voy a explicaros cómo hice la fotografía de las gotas de agua que adjunto al post. Como siempre digo, todo es mejorable y seguro que hay alguien que se le ocurre alguna variante que hace de su disparo una fotaca :).

Material necesario

  • Como es obvio, cámara con controles manuales de enfoque, velocidad de obturación y apertura del diafragma.
  • Una fuente de intensa luz: ventana en un día bien soleado, flash externo, softbox, o cualquier fuente de luz potente. Yo utilicé mi flash externo puesto en la zapata de la cámara, sin más.
  • Cartulina que nos servirá de fondo. El azul queda muy bonito en este caso, yo creo que el que puse era un poco oscuro, otro algo más celeste quedaría mejor. Pero para gustos, los colores; así que si alguien se atreve puede probar con cualquier otro color. Yo también puse papel de aluminio en el fondo del recipiente para que reflejara más el azul.
  • Un vaso lleno de agua. A rebosar. 
  • Algún objeto del cual el agua goteará dentro del vaso: puede ser una botella de agua con un pequeño agujero, un paño muy húmedo (esto es lo que yo utilicé), o cualquier cosa que nos sirva para retener el agua y dejarlo gotear lentamente.
  • Trípode

Método

  1. Coloca la cartulina de fondo y delante de ella pondremos nuestro vaso de cristal lleno de agua hasta rebosar. 
  2. Goteo. En mi caso con un paño empapado de agua. Esto lo tendrás que sujetar de alguna manera, así que o le pides a algún amigo que te lo sujete, o te buscas alguna forma de mantenerlo bien sujeto de forma que gotee justo encima del vaso de agua. Yo lo hice con una cuerda  y pinzas de la ropa (dos herramientas muy versátiles que suelo utilizar bastante, junto con la cinta adhesiva :) )
  3. Pon la cámara en el trípode.
  4. Si tienes disparador remoto, mejor; sino puedes poner el temporizador para evitar movimientos de la cámara.
  5. Prepara tu flash o fuente de luz para iluminar la escena.
  6. Enfoca directamente el punto donde cae la gota de agua. Para ello, yo me serví de un palito que puse verticalmente en el mismo sistio donde caía la gota; una vez enfocado, puse el objetivo en modo manual y no será necesario volver a enfocar mientras no cambiemos la distancia focal entre el objetivo y la gota.
  7. En la cámara, en modo MANUAL, puse la velocidad de obturación a 1/1000 (para congelar la imagen) y el diafragma a f8. Esto con un flash es posible si te permite el modo TTL HSS  (sincronizar el flash a altas velocidades de obturación), sino ve probando otras velocidades o fuentes de luz o juega con el ISO o apertura de diafragma hasta que salga bien de luz, pero no la ralentices mucho, sino la gota aparecera movida. Prueba.
  8. Sincronizar el disparo con el momento del rebote de la gota. Dispara hasta que te salga.
Resultado : 



Variante

Se pueden hacer gotas y agua de colores echándole imaginación. Yo eché un poco de leche al agua y quedó blanca. Para las gotas anaranjadas, empleé tomate frito diluído en agua. También se pueden utilizar colorantes alimenticios (en cualquier supermercado) para colorear el agua o la leche.
Os dejo las fotos del Makingoff y espero que si alguien lo mejora, lo comparta.
Sonríe :)

lunes, 3 de junio de 2013

Cómo construir una Caja de Luz de 20 duros

       Antes de nada si alguien no sabe qué es una Caja de Luz, puede visitar este enlace para hacerse una idea.
    Se pueden comprar de diferentes tamaños, formas y precios según el uso que se le quiera dar. Pero hay un refrán que dice que "Sabe más un necesitado que un abogado" y a mi de momento no me sobra el dinero; así que mis mejores aliados son: mi ingenio y google ;).
Al lío.

(Si queréis ver las fotos más grandes, pulsad en ellas)

Materiales necesarios:
  • Una fuente de luz intensa y blanca. En mi caso una muy barata: Un ventanal con un chorro de sol directo.

  • Una mesa
  • Un trípode
  • Cinta adhesiva
  • Papel de aluminio
  • Papel de horno o vegetal, la parte difusora de un reflector, o cualquier otro difusor blanco de luz que se nos ocurra (Plástico blanco translucido etc...)
  • Una bandeja pequeña y manejable. También puede servir un cartón resistente como por ejemplo la tapa dura de un cuaderno o un trozo de la caja de cartón que contiene los bricks de leche o similar.
  • Imaginación (de esto no anda mal mi amiga Carmen Carbajo, compañera en Fotos a Pares, la que creo que ha hecho su propia versión de la caja de luz, pero no tan barata ;) )
  • Una cámara con modo manual y medición de luz puntual.

Preparación:
  • Colocamos la cámara en el trípode. 
  • Forramos la bandeja o el cartón (lo que hayamos elegido) y la mesa con papel de aluminio con la parte más mate del papel hacia afuera. En la mesa es conveniente sujetarlo con un poco de cinta para que no se nos mueva. Con la bandeja-cartón forrado tenemos un fabuloso reflector para iluminar el objeto a fotografiar por su parte contraria a la ventana :)

  • Con un trozo lo suficientemente grande de papel de horno (o lo que hayamos elegido de difusor) tapamos los cristales de la ventana sujetándolo con la cinta. Yo al principio opté por el papel de horno, pero el que tenía en casa estaba impregnado de una especie de cera y no pegaba bien la cinta adhesiva así que al final opté por el difusor de mi reflector, pero en otra sesión que hice no tenía esa película "grasienta" y la cinta me pegó perfectamente.

  • Arrimamos la mesa a la ventana todo lo necesitemos y ponemos el trípode con la cámara  enfrente a la ventana. Sí, vamos a fotografiar a CONTRALUZ. :) 
Más o menos así queda la cosa
Forma de hacer la foto:
Una vez tenemos todo el tinglado montao , como ya he dicho antes colocamos la cámara en el trípode a contraluz.
Con el reflector bandeja-cartón, reflejamos luz a la parte "interna" del objeto. Esto es lo complicado del tema, porque para mantener el reflector en el sitio elegido tenemos varias alternativas:
  • Con una mano coges el reflector y con la otra haces la foto (es bastante chungo, pero se puede)
  • Pides ayuda a un pinche 
  • O te montas-compras algo parecido a esto  :)
  • Imaginación
Yo opté por la segunda opción y me cogí a mi pinche de siempre. 
Cuando tengamos bien iluminado en su parte interna el objeto, mediremos la luz puntualmente en esta parte "oscura" del objeto (no a la ventana). Nos aseguramos de que no salte el flash (si nuestra cámara lo tiene), se hace SIN flash.

Después encuadramos, enfocamos y ¡¡shot!!



 A mi con el lío de tener que sacar foto de cada paso en las preparaciones, tardé más de la cuenta y el sol comenzó a escaparse por el edificio de enfrente con lo que me quedé sin luz bastante pronto. 
El resultado es muy mejorable, lo sé; pero eso os lo dejo a vosotros. ¡¡ A PRACTICAR !!